Horizontes abiertos

Fuente: L’Osservatore Romano

Educar, con nuevos métodos y horizontes abiertos, en los valores de la humanidad y la trascendencia: es la tarea que el Papa Francisco confió a los participantes en el congreso mundial promovido por la Congregación para la educación católica, a quienes recibió en el aula Pablo VI el sábado 21 de noviembre, por la mañana. En un clima de fiesta y diálogo, caracterizado por una presencia preponderante de jóvenes, el Pontífice respondió de forma espontánea a tres preguntas que le dirigieron un dirigente escolar, un religioso y una religiosa.images_42f667b60460410153a38d1f4d008dcf_48

Después de recomendar que nunca se haga proselitismo en las escuelas, el Papa partió del presupuesto que no se puede hablar de educación católica sin hablar de humanidad. En efecto, hay que guiar a los jóvenes y a los niños hacia los valores humanos, con especial atención a la dimensión trascendente. Según el Papa Francisco la crisis más grande de la educación, en especial hoy, es la cerrazón a la trascendencia. Porque —dijo criticando abiertamente la tendencia del neopositivismo imperante que se centra sólo en las cosas inmanentes— toda cerrazón no sirve para la educación.

Sucesivamente el Pontífice expresó solidaridad hacia los maestros católicos, comentando que se encuentran entre las categorías profesionales peor pagadas. Al respecto constató también la ruptura del pacto educativo entre familia y escuela y entre familia y Estado. Así, pues, denunció cómo la educación se ha vuelto demasiado selectiva, con la consecuencia de que no todos los niños tienen acceso a ella. También porqué, destacó, el elitismo en lugar de acercar a los pueblos los aleja, separa a los ricos de los pobres, divide las culturas. Urge entonces un nuevo pacto social, acompañado por la necesidad de buscar caminos nuevos, como hizo en su época don Bosco con su «educación de emergencia», la cual tiene como característica ser informal e inclusiva. Al contrario de la educación actual, que es formal y se ha empobrecido ya que se funda en el tecnicismo intelectual.

Entre los ejemplos positivos actuales, el Papa Francisco citó el método de Scholas occurrentes, que rompiendo esquemas tradicionales educa también a través del deporte y el arte, actuando en el lenguaje de la cabeza, del corazón y de las manos. Mientras que, de forma contraria, las escuelas normalmente apuntan a crear super-hombres —los que tienen dinero para pagar las mejores— moviéndose sólo por el criterio del interés, del fantasma del dinero que arruina la humanidad.

Otra consecuencia es la rigidez, allí dónde sería necesario el diálogo, la fraternidad, la universalidad. También por este motivo, añadió, el verdadero educador debe ser un “maestro de riesgo”, como sabe serlo cada padre cuando enseña al hijo a caminar.

Por último, con una referencia a los recientes hechos de crónica, el Pontífice afirmó que la tentación en el momento de conflicto son los muros; pero el fracaso más grande es precisamente el de educar dentro de los muros. Al contrario, repitió, hay que ir a la periferia, porque desde allí las realidades se comprenden mejor que desde el centro. Por lo tanto, ir a las periferias no significa sólo hacer beneficencia y dar de comer, sino también llevar de la mano, acompañar. Y concluyó destacando que en esa perspectiva, sobre todo Europa, se debe volver a educar en los valores de la inclusión.

Bruxelas blindada

Fuente: L’Osservatore Romano

Máxima alerta por terrorismo hoy en la capital belga. El Centro nacional de crisis, habla de «amenaza grave e inminente». El nivel de seguridad se elevó al máximo. Cerradas todas las oficinas y los lugares públicos, las estaciones del metro; suspendidas las competiciones deportivas, anulados los conciertos. Quedan cerrados algunos lugares símbolos de la ciudad. El primer ministro Michel declaró que «el riesgo de ataques múltiples se basa en informaciones precisas».

Un importante arsenal, entre los que hay productos químicos y explosivos, ha sido encontrado el viernes 20 de noviembre por la policía durante algunos registros domiciliares en el barrio de Molenbeek. El ministro de asuntos Interiores ha anunciado que en el área se realizarán numerosos registros domiciliares, casa por casa. Durante la operación fue arrestado un sospechoso considerado un «personaje clave para las investigaciones».

Mientras tanto, el mismo viernes 20, el Consejo extraordinario de los ministros de relaciones Internas y de la Justicia de la Unión Europea estableció un refuerzo de los controles en las fronteras externas también para ciudadanos europeos. Todos, entren o salgan, se verán obligados a mostrar no sólo el propio documento, sino que se verán sometidos también a un control de policía sobre el nombre y posición judicial apoyándose en la base del banco de datos interconectados, incluido el Sistema de información de Schengen (Sis).

Paz y prosperidad para África

Fuente: L’Osservatore Romano

Paz y prosperidad para las queridas tierras de Kenia, Uganda y República Centroafricana: lo pidió el Papa Francisco a pocos días del inminente viaje para su primera visita a África.

En un vídeomensaje a las poblaciones de Kenia y Uganda el Pontífice destacó que quiere llevar un «mensaje de reconciliación, perdón y paz». A la comunidad católica, añadió, quiere pedir «que abra el corazón a los pobres y a los necesitados» y a los creyentes de las demás religiones y a las personas de buena voluntad que «promuevan la comprensión y el respeto recíproco» y que «se apoyen los unos a los otros, como miembros de nuestra única familia humana». Por último dirigió su reflexión a los jóvenes, «que son el recurso más grande para un futuro de solidaridad, paz y progreso».

En otro vídeomensaje a los fieles de Centroáfrica el Papa Francisco expresó su deseo de que la visita «pueda contribuir a curar las heridas e iniciar un futuro más sereno» para el país «y para todos sus habitantes». Un país que, en efecto, recordó, «vive desde hace demasiado tiempo en una situación de violencia y de inseguridad», con muchas «víctimas inocentes». He aquí, entonces, que el objetivo del viaje papal es llevar, «en nombre de Jesús, la fuerza del consuelo y de la esperanza». Por ello, independientemente de las etnias y de las religiones profesadas, el Papa Francisco viaja a la República Centroafricana «como mensajero de paz», para «apoyar el diálogo interreligioso» y «alentar la cohabitación pacífica».

Por último, el Papa Francisco expresó particular alegría por la posibilidad de abrir —«con un poco de anticipación» respecto al calendario— el año jubilar de la misericordia. Y concluyó con la esperanza de que ello «será la ocasión providencial de un auténtico perdón, para recibir y para dar, y de una renovación en el amor».

¡Usar el nombre de Dios para justificar el odio y la violencia es una blasfemia! dijo Francisco en el Ángelus

(RV).- “¡Usar el nombre de Dios para justificar el camino del odio es una blasfemia!” El Papa recuerda y ora por las víctimas de París al final del Ángelus

La multitud congregada en la Plaza de San Pedro hizo suyo el pedido del Obispo de Roma de elevar una oración coral por las víctimas de los recientes antentados en París: los muertos y heridos, así como sus familiares. Al final de la oración mariana el Papa tuvo unas sentidas palabras recordando la noche de terror vivida en la capital francesa el pasado viernes. Ante la barbarie del delito perpetrado, Francisco se preguntó “cómo el corazón del hombre pueda idear y realizar actos tan horribles, que han asolado no solamente a Francia sino también al mundo entero”. “Los problemas de la humanidad no se resuelven siguiendo el camino de la violencia y del odio”, recordó luego el Papa, subrayando enérgicamente que “usar el nombre de Dios para justificar este camino es una blasfemia”, y  pidiéndole a Maria, la “Madre de la misericordia”, suscitar en los corazones de todos los hombres “pensamientos de sabiduría y propósitos de paz”.

Palabras del Papa Francisco después del rezo del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas, deseo expresar mi dolor por los ataques terroristas que en la noche del viernes han ensangrentado a Francia, causando numerosas víctimas. Expreso mis más fraternas condolencias al Presidente de la República Francesa y a todos los ciudadanos. De manera particular a los familiares de todos aquellos que han perdido la vida y a los heridos.

Tanta barbarie nos deja consternados y nos hace preguntarnos cómo el corazón del hombre pueda idear y realizar actos tan horribles, que han asolado no solamente a Francia sino también al mundo entero. Ante tales hechos, no se puede no condenar la incualificable afrenta a la dignidad de la persona humana. Deseo volver a afirmar con vigor que ¡el camino de la violencia y del odio no resuelve los problemas de la humanidad! Y que utilizar el nombre de Dios para justificar este camino ¡es una blasfemia!

Los invito a unirse a mi oración: confiemos a la misericordia de Dios las víctimas inermes de esta tragedia. Que la Virgen Maria, Madre de la misericordia, suscite en los corazones de todos pensamientos de sabiduría y propósitos de paz. Pidámosle a ella proteger y velar sobre la querida Nación francesa, la primera hija de la Iglesia, sobre Europa y sobre el mundo entero. Todos juntos recemos un momento en silencio y después el Ave Maria.

Ave Maria…

Ayer, en Três Pontas, en el Estado de Minas Gerais en Brasil, ha sido proclamado beato don Francisco de Paula Victor, sacerdote brasileño de orígen africano, hijo de una esclava. Párroco generoso y vigoroso en la catequesis y en la administración de los sacramentos, se distinguió sobre todo por su gran humildad. Que su extraordinario testimonio pueda servir de modelo para tantos sacerdotes, llamados a ser humildes servidores del pueblo de Dios.

Saludo a todos ustedes, familias, parroquias, asociaciones y fieles individuales, que han venido de Italia y de muchas partes del mundo. De manera  particular, saludo a los peregrinos provenientes de Granada, Málaga, Valencia y Murcia (España), San Salvador y Malta; a la asociación “Acompañantes Santuarios Marianos en el Mundo” y al Instituto secular “Cristo Rey”.

A todos les deseo un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la próxima!

(Raúl Cabrera – Radio Vaticana)