La misión sacerdotal de Cristo Buen Pastor

En Cristo quien llama para compartir su existencia de “ungido y enviado” (Lc 4:18; Jn 10:36). El encuentro y la relación personal es también participación y seguimiento definitivo. La vida del llamado ya no tendrá otro sentido que el de prolongar el ser, el actuar y el estilo de vida de Cristo. La vocación es un don de Dios que se recibe tal como es. La gratuidad es un elemento esencial de los dones cristianos.

La realidad “sacerdotal” de Cristo va más allá de las palabras humanas. El Señor se presenta como hermano, protagonista de nuestra historia, responsable, sensible, comprometido, esposo, enviado… Los apóstoles y evangelistas le llaman Corero inmolado, Dios con nosotros (Emmanuel), Mediador, nuestro “amén”, nuestra paz… Es una realidad que penetra todo su ser (“ungido”) para lanzarlo totalmente a una misión (“envío”). A esta realidad la carta a los hebreos y la Iglesia primitiva le dio claramente el título de “sacerdocio de Cristo”. Es decir, Cristo es “nuestro Sacerdote”, siendo al mismo tiempo, víctima y altar.

La misión del Señor es una misión totalizante, que no deja paréntesis en el ser, en el obrar y en la vivencia. Es la vida de Cristo en Nazaret (Lc 2:51; 4: 16), la vida pública de Buen Pastor (Jn 10: 1ss), la cercanía a los más pobres (Lc 4: 18), la intimidad dialogal con el Padre (Jn 17: 1ss), la inmolación (Jn 10:7; 15:13; 17: 19; Mt 26: 28).

La misión de Jesús atrapa todo su ser de hijo de Dios, hermano nuestro, don de Dios a los hombres (Jn 3: 16). Es misión “totalizante” porque es unción y orientación definitiva de todo su ser hacia los planes salvíficos del Padre (Heb 10: 9). Cristo es verdadero Dios y verdadero hombre, y, por tanto, pertenece totalmente al Padre y a los hombres.

De esta realidad profunda e íntima deriva toda la actuación de Jesús, es decir, su donación a la obra salvífica del Padre respecto a toda la humanidad y a cada persona en particular. Su vida consiste en testimoniar, anunciar, hacer presente y comunicar la salvación o liberación de Dios Amor. Su doctrina y sus derechos no tienen más orientación que la de unir a los hombres con Dios y entre sí, para reflejar al Padre en una vida según el Espíritu. Para conseguir este objetivo se ofrece en sacrificio ya desde el momento de la encarnación (Heb 10: 5-7); su vida está orientada hacia “la hora” del Padre: el sacrificio de la cruz y la resurrección (Jn 13: 1). La encarnación del Verbo (Jn 1: 14) hace posible la Pascua (Lc 22: 15) y, por tanto, la misión y el envío del Espíritu Santo (Jn 20, 21-22).

La vida de Jesús es, pues, consagración y misión, sin dicotomías. La dedicación total de su existencia a esta realidad de su propio ser y de su obrar, fundamenta su estilo de vida, que es el de dar la vida como Buen Pastor (Jn 10: 1-18; Lc 15: 1-7).

El estilo de vida de Jesús, es decir, su caridad pastoral o sacerdotal, se concreta en su orientación definitiva “para dar la vida” (Jn 10: 10). La caridad pastoral significa, para Jesús, aventurarlo todo para cumplir los designios salvíficos del Padre. Por esto emplea todo su tiempo para dialogar con el Padre y para acercarse a los hermanos. Su capacidad de adentrarse en la oración se expresa en su capacidad de cercanía a toda circunstancia humana. Su desprendimiento, expresado en humildad, obediencia, castidad (o virginidad) y pobreza, le hacen totalmente libre para amar.

Esta caridad pastoral la vive tanto en Nazaret como en los caminos de Palestina, en el Tabor como en el Calvario. Así se hace expresión personal de Dios amor (Jn 14: 9), aunque, de momento, produzca el escándalo de Nazaret (Lc 4: 28-30), de la eucaristía (Jn 6: 66) y de la cruz (Jn 12: 32-37). Las reglas de eficacia evangélica son las de Dios Amor y, por tanto, no siguen el señuelo de la eficacia inmediata y aparatosa. El Señor salva al mundo muriendo, es decir, amando hasta dar la vida. Y “los suyos” son llamados a compartir esta misma suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s