Civiles en fuga

Decenas de personas halladas en una fosa común en las cercanías de Palmira

Casi 300.000 personas huyen de Raqqa, bastión en Siria del así llamado Estado islámico (ISIS), en previsión de la ofensiva de las fuerzas curdo-sirias, apoyadas por la coalición que cuenta con la guía estadounidense, para la reconquista de la ciudad. Lo informó ayer por la tarde la agencia estatal turca Anadolu, citando fuentes locales. Los civiles estarían huyendo hacia las zonas de Bab, Manbij, Jarabulus y Cobanbey al norte de Alepo y Deir El Zor al sur.

Acerca de las difíciles condiciones de vida de la población informó ayer por la tarde en Ginebra el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Si no llegan rápidamente ayudas humanitarias a Siria «muchos civiles corren el riesgo de morir de hambre», dijo. Para el mes de mayo la ONU esperaba poder socorrer a un millón de personas en las zonas asediadas, pero sólo a 160.000 llegaron las ayudas. Tanto De Mistura, como el presidente de la task force humanitaria de la ONU en Siria, Jan Egeland, destacaron también la necesidad de hacer aún más para la entrega de las ayudas y para dar esperanza a la población que está sufriendo un conflicto iniciado en marzo de 2011 y que ha costado la vida a cerca de 400.000 personas.

En las próximas horas De Mistura debería anunciar la fecha para una nueva rueda de coloquios para poner fin al conflicto.

Sobre el campo se registran mientras tanto nuevos horrores. En una fosa común descubierta por las fuerzas del Gobierno de Damasco en la zona del aeropuerto militar de la ciudad siria de Palmira se encontraron los cuerpos de 65 personas. Según el Observatorio sirio para los derechos humanos, se trataría de personas asesinadas por los yihadistas del ISIS y las víctimas serían todas miembros de las fuerzas del Gobierno y de las milicias aliadas.

El ISIS tuvo el control de Palmira desde mayo del año pasado hasta hace dos meses. La agencia de prensa siria Sana había informado los días pasado el hallazgo de 31 cuerpos con evidentes signos de tortura, precisando que entre las personas asesinadas algunas habían sido decapitadas. En el mes de abril otra fosa común había sido descubierta al nordeste de Palmira con los cuerpos de más de 40 personas, mujeres y niños incluidos.

Mientras tanto, son al menos 800 las personas que lograron huir de Faluya, en Irak occidental, desde que la fuerzas de seguridad iraquíes lanzaron una ofensiva para liberar la ciudad del ISIS, que la controla desde enero de 2014. Lo hizo público Lise Grande, coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, preocupada por las condiciones de los cerca de 50.000 civiles que permanecieron atrapados en la ciudad asediada. «Hemos recibido informaciones angustiosas acerca de civiles atrapados en Faluya que están buscando desesperadamente huir, pero no pueden hacerlo».

Por último, al menos 13 personas fallecieron y 29 fueron heridas en una serie de ataques en Bagdad y en localidades vecinas a la capital iraquí.

– See more at: http://www.osservatoreromano.va/es/news/civiles-en-fuga#sthash.ZAnoRuJc.dpuf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s