Drama en la frontera entre Siria y Turquía

Es una situación cada vez más dramática la que se lleva a cabo en la frontera entre Turquía y Siria, al norte de la ciudad de Aleppo. Cien mil civiles han quedado atrapados en la frontera: están a merced de los combates entre el ejército leal al presidente Assad y los rebeldes, además de las violencias perpetradas por los milicianos del así llamado Estado islámico (Is). Quien lanzó el llamamiento para intentar desbloquear la situación y enviar las primeras ayudas a los refugiados fueron diversas ONG. Éstas últimas han denunciado, además, el avance del IS en el área después de la ofensiva de las fuerzas curdo-sirias en Raqqa, iniciada hace casi 48 horas.

Con base en lo que han declarado las fuentes de la prensa, grupos de yihadistas habrían tomado el control del camino que une Aleppo, que dista casi 13 kilómetros de la frontera turca, y la ciudad de Marea, donde están atrapadas actualmente al menos 15.000 civiles. La organización Medicos sin fronteras ha confirmado que la emergencia en la frontera afecta a 100.000 personas, incluidos los civiles del campo de refugiados dentro de las frontera siria.

Una situación muy semejante es la que se registra en Irak, donde otras 4.000 personas huyen de la ciudad de Mosul marcada por las violencias entre el ejército y el IS. Durante un briefing en Ginebra, la portavoz de la ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), Melisssa Fleming, denunció ayer «el aumento del número de refugiados iraquíes que intentan la arriesgada fuga de Mosul hacia Siria».

Además de Mosul está también Bagdad en el ojo del huracán. Ayer cientos de manifestantes se reunieron delante de la «zona verde» (el área fortificada que reúne a los edificios gobernativos y las embajadas extranjeras) para expresar el propio disenso en contra del gobierno del primer ministro Haider Al Abadi, acusado de no hacer suficiente en la lucha contra la corrupción. Al Abadi lanzó ayer un llamamiento a la unidad del país, invitando a posponer la organización de protestas hasta la completa liberación de la ciudad de Fallujah del IS. Hablando del cuartel general de la campaña militar Breaking Terrorismo (lanzada al inicio de esta semana para reconquistar la ciudad), el primer ministro, que es también comandante en jefe de las fuerzas armadas, ha declarado que «esta batalla requiere un gran esfuerzo».

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s