Responsabilidad del Obispo

Serán separados de su cargo los obispos negligentes respecto a abusos sexuales de menores. Lo establece el Motu proprio «Como una madre amorosa» con el cual el Papa Francisco refuerza el compromiso de la Iglesia en la protección de las personas más vulnerables.

Publicado el sábado 4 de junio, el documento pontificio incluye la negligencia respecto a los casos de abusos sexuales entre las «causas graves» ya previstas por el derecho canónico para la remoción del oficio de obispos, obispos eparquiales o superiores mayores de institutos religiosos. Compuesto por 5 artículos, insiste en la importancia de la atención vigilante, estableciendo un procedimiento a seguir para la puesta en práctica de un canon presente tanto en el Código de derecho canónico (193 § 1) como en el de los cánones de las Iglesias orientales (975 § 1). No se trata de procedimiento penal, porque no se refiere a un “delito” cometido, sino a casos de “negligencia”. Por ello no está llamada en causa la Congregación para la doctrina de la fe, sino que la “investigación” corresponde a las cuatro Congregaciones competentes: obispos, evangelización de los pueblos, Iglesias orientales e Institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica. En particular se aclara que la falta de diligencia puede ser también «sin grave culpa moral» por parte del obispos (art. 1 § 2); y que para la remoción, en el caso de abusos de menores «es suficiente que la falta de diligencia sea grave» (art. 1 § 3), mientras que en los demás casos se requiere falta de diligencia «muy grave» (art. 1 § 2). Además, tratándose de decisiones importantes acerca de los obispos, la aprobación específica para la remoción depende del Pontífice. Y esto no es una novedad. Nueva en cambio es la constitución de un «colegio especial de juristas» llamado a asesorar al Papa antes de una decisión definitiva.

Por último, en la misma jornada del sábado, el Papa Francisco, a partir de la propuesta del Consejo de cardenales, aprobó «ad experimentum» el estatuto del nuevo dicasterio para los laicos, la familia y la vida. En el mismo confluirán, desde el 1 de septiembre, los actuales Consejos pontificios para los laicos y para la familia, que cesarán en sus funciones. La Academia pontificia para la vida, en cambio, trabajará en conexión con el dicasterio.

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s