Tregua en Siria

Un acuerdo para un alto el fuego sobre todo el territorio sirio ha sido alcanzado ayer entre el gobierno de Damasco y la coalición nacional, principal fuerza de la oposición. El acuerdo, promovido por Rusia y Turquía, fue confirmado por todas las partes y entró en vigor a media noche del 29 de diciembre. Estarán excluidas sólo las áreas que están todavía bajo el control del llamado Estado Islámico (IS).

El presidente ruso, Vladimir Putin, es quien anunció la tregua, según el cual «han sido firmados tres documentos: un cesad el fuego entre gobierno sirio y la oposición armada, un paquete de medidas para controlar la situación, una declaración de disponibilidad para empezar diálogos de paz para resolver el conflicto».

No hay dudas –añadió el líder del Kremlin –«sobre el hecho de que los acuerdos son frágiles y requieren una especial atención y asistencia con el fin de preservarlos y mantenerlos en vigor». No obstante, «se trata de un considerable resultado de nuestro trabajo conjunto, de los esfuerzos del Ministerio de Exteriores y de nuestros socios en las regiones». Putin ha anunciado además una reducción de la presencia militar rusa. «Estoy de acuerdo –dijo– con la propuesta formulada por el ministerio de defensa de una reducción de nuestra presencia militar en territorio Sirio».

La tregua podría dar alivio inmediato, sobre todo, a la población civil. Sobre el aspecto humanitario, efectivamente, la situación permanece dramática como confirman también los últimos datos difundidos por UNICEF, según los cuales siete millones de niños en Siria viven todavía en la pobreza. «Los asedios a menudo impiden mayores refuerzos humanitarios. Es urgente una solución política del conflicto» afirman fuentes de la agencia de la ONU. «Con la intensificación de las operaciones militares en la zona de Alepo, Damasco rural, Homs rural, Idlib, Raqqa y Deir Ezzor, la crisis humanitaria no da indicios de mejorar, es más, a menudo es obstaculizada por los combates» afirman fuentes de la agencia. «Pensábamos que con la evacuación de algunas zonas de riesgo la población habría estado a salvo, pero en absoluto ha sido así: baste pensar que sólo la intervención militar en la zona de Raqqa ha producido más de 10.000 desplazados y 175.000 niños en situación de riesgo por las difíciles condiciones higiénico-sanitarias y alimenticias».

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s