El diálogo ecuménico se hace en camino

Francisco está estudiando la posibilidad de viajar a Sudán del Sur junto al arzobispo de Canterbury, Justin Welby, para llevar un testimonio ecuménico de paz al martirizado país africano. Lo reveló el mismo Pontífice durante la visita realizada, el domingo 26 de febrero por la tarde, a la Iglesia anglicana de All Saints, en Roma.

Respondiendo a las preguntas que le fueron planteadas por tres fieles al finalizar la liturgia ecuménica, el Papa explicó que recibió la invitación de tres obispos sudaneses. Un anglicano, un presbiteriano y un católico. «De ellos, Iglesia joven, ha venido esta creatividad» subrayó, añadiendo: «estamos pensando si se puede hacer, si la situación es demasiado fea allí –aseguró– tenemos que hacerlo porque ellos, los tres, juntos quieren la paz, y trabajan juntos por la paz».

Durante el coloquio Francisco reiteró también la necesidad del «diálogo teológico» entre católicos y anglicanos para afrontar temas «sobre los que todavía no estamos de acuerdo». Pero, precisó, «esto no se puede hacer en el laboratorio: se debe hacer caminando, a lo largo del camino».

«Nosotros –confesó – estamos en camino y en camino hacemos también estas discusiones». Así, por el camino, «nos ayudamos, nosotros, el uno al otro, en nuestras necesidades, en nuestra vida». En sustancia, remarcó, «No se puede hacer el diálogo ecuménico parados. El diálogo ecuménico se hace en camino, porque el diálogo ecuménico es un camino, y las cosas teológicas se discuten en camino». Significativo, en este sentido, el hermanamiento entre la Iglesia anglicana y la parroquia católica de Todos los Santos en la Appia nuova, oficializado ante el Papa precisamente durante la visita. También esto para Francisco, es signo de que entre católicos y anglicanos «las relaciones han mejorado todavía más». Y «a mí me gusta, esto es bueno», afirmó invitando a los fieles a seguir el ejemplo de las Iglesias jóvenes que demuestran «más creatividad» y «más valor» en el campo del ecumenismo.

También en la homilía pronunciada durante la liturgia el Pontífice exhortó a dar las gracias al Señor «porque entre los cristianos ha crecido el deseo de una mayor cercanía, que se manifiesta en el rezar juntos y en el común testimonio del Evangelio, sobre todo a través de las varias formas de servicio». Mientras en pasado católicos y anglicanos «se miraban con sospecha y hostilidad», ahora –dijo– «nos reconocemos como verdaderamente somos: hermanos y hermanas en Cristo, mediante nuestro común bautismo».

Claro, admitió, «el progreso en el camino hacia la plena comunión puede aparecer lento e incierto». Pero como san Pablo –que «no se resigna a las divisiones» en la comunidad de Corintio– así los cristianos son llamados hoy a «recorrer aquí abajo todas las posibles vías de un camino cristiano fraternal y común», practicando la humildad y reconociéndose «mendicantes de misericordia».

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s