El Evangelio según Judas

Del suicidio de Judas –«un hecho histórico incómodo y vergonzoso con el cual la Iglesia no tiene miedo de hacer cuentas»– ha nacido «una obra de misericordia»: con esas treinta monedas, que inútilmente intentó devolver a los sacerdotes, «efectivamente termina por ser construido un cementerio para la sepultura de los extranjeros» en Jerusalén. Es precisamente sobre la «delicada cuestión» del suicidio de Judas y sobre su «pérdida de la fe en el Señor», que el padre Julio Michelini habló ante el Papa y sus colaboradores de la Curia romana el miércoles por la mañana, 8 de marzo, en la quinta meditación de los ejercicios espirituales, que tienen lugar en la Casa Divin Maestro de Ariccia. Y para el predicador –que ha recibido un mensaje de testimonio de un hermano franciscano, párroco en Aleppo, en el cual se describe el calvario de la población– es significativo que esa sangre, contrariamente a las acusaciones antijudías de deicidio, lanzadas sobre todo desde el quinto siglo, no recaiga «sobre la cabeza de Israel» sino en el campo comprado al precio de la sangre de Cristo y convertido, entonces, en «obra de misericordia».

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s