Para afrontar el drama de quien huye

¿Qué respuestas — inmediatas, a medio y largo plazo — puede dar la Iglesia a nivel diocesano, regional y nacional, y con la contribución de las organizaciones católicas y de las congregaciones religiosas, a los principales desafíos planteados por el actual contexto migratorio? Se habló sobre ello, el 12 y 13 de junio en el palacio San Calixto, en el seminario de trabajo dedicado a migrantes, refugiados y víctimas de la trata, organizado por la sección Migrantes y refugiados del Dicasterio para el Servicio del desarrollo humano integral.

En el encuentro estaban presentes, entre obispos responsables y directores nacionales de las comisiones para la pastoral de migrantes y refugiados, 36 delegados de 21 conferencias episcopales (regionales o nacionales), 3 representantes de la Secretaría de Estado y de las misiones permanentes de la Santa Sede en Nueva York y Ginebra, y el equipo de la sección al completo. La variedad de las experiencias compartidas, con su riqueza y su concreción, permitió mirar al fenómeno migratorio a nivel global, bajo cualquier aspecto, a través de un caleidoscopio donde las realidades concretas se reflejan y se valoran mutuamente y da un valor añadido al trabajo común.

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s