Venezuela dice no a Maduro

Más de siete millones de venezolanos participaron este domingo en el referéndum simbólico convocado por la oposición sobre el proyecto del constituyente propuesto por el presidente Nicolás Maduro. Según los primero datos difundidos por la agencia Efe, el resultado es un rechazo neto para el gobierno: el 98,4 por ciento de los votantes se habría expresado contra la revisión constitucional. La jornada del voto se desarrolló en un clima de altísima tensión, con enfrentamientos e incluso con víctimas. Al menos dos personas fallecieron durante las operaciones de voto. Hombres armados — según las reconstrucciones realizadas por la prensa local — atacaron un centro electoral preparado cerca de una iglesia en Catia, pequeña ciudad en el noroeste de Caracas. El portavoz de la oposición Carlos Ortiz dijo que estos hombres pertenecían a los grupos colectivos, cercanos al gobierno, y que atacaron a los civiles. Además cuatro personas resultaron gravemente heridas. Durante el ataque, cerca de 500 venezolanos encontraron refugio dentro de la iglesia, mientras que a bordo de motocicletas, los colectivos continuaban disparando indiscriminadamente contra los ciudadanos en cola para votar. Hubo escenas de pánico y enfrentamientos. Alta tensión también en otras ciudades, donde se registraron enfrentamientos y desórdenes en las urnas, pero sin víctimas. Por el miomento, Caracas está blindada en el temor de nuevas manifestaciones y violencia.

La difícil situación que el país sudamericano está viviendo ya desde hace varios meses fue recordada por el Papa Francisco en el Ángelus del domingo. Dirigiendo «un saludo especial» a la comunidad católica venezolana, el Pontífice renovó «la oración por vuestro amado país». El valor del voto, como subrayan numerosos analistas, es significativo, aunque puramente simbólico: la consulta había sido prohibida por las autoridades. Para la Mesa de la Unidad Democrática (Mud, coalición antichavista que controla el parlamento monocameral de Caracas) se trata por tanto de una victoria. «Con los votos expresados por el pueblo venezolano Maduro está matemáticamente revocado hoy mismo: por esto temía el referéndum, por esto el gobierno no quiere hacer elecciones» declaró Julio Borges, presidente de la Asamblea nacional.

Respeto y responsabilidad por el ambiente

Respeto y responsabilidad en lo relacionado con el ambiente y una mejora en las relaciones humanas entre los habitantes de la metrópoli, donde sin embargo prevalece un modelo de sociedad cada vez más cerrada y desconfiada: lo invocó el Papa Francisco interviniendo con un mensaje en el Congreso internacional «Laudato si’ y grandes ciudades» que se celebra en Río de Janeiro del 13 al 15 de julio. Organizados por la fundación «Antoni Guadí pera las Grandes Ciudades» y de la archidiócesis carioca, los trabajos llevan por tema los desafíos de las metrópolis urbanas a la luz de la encíclica del Pontífice sobre el cuidado de la creación. En su mensaje, Francisco desea mayor respeto por el agua, cuya «escasez pone en peligro la vida de millones de personas» y exhorta a no «quedarnos con los brazos cruzados, cuando advertimos una grave disminución de la calidad del aire o el aumento de la producción de residuos que no son adecuadamente tratados». Finalmente denuncia «una creciente falta de relación» en los contextos ciudadanos con la consiguiente invitación a romper «muros que aíslan y marginan».

Fuente: L’Osservatore Romano