Dios es el único dueño de la vida

«Llamo la atención de nuevo sobre Vincent Lambert y sobre el pequeño Alfie Evans, y quisiera reiterar y confirmar con fuerza que el único dueño de la vida, desde el inicio al final natural, ¡es Dios! Y nuestro deber, nuestro deber es hacer de todo para custodiar la vida». He aquí el nuevo llamamiento del Papa Francisco lanzado durante la audiencia general del miércoles 18 de abril, después del pronunciado el domingo pasado con ocasión del Regina coeli. En particular, al finalizar la audiencia, el Pontífice pidió rezar en silencio «para que sea respetada la vida de todas las personas y especialmente de estos dos hermanos nuestros».

Ya el 4 de abril, el Pontífice en un tuit había pedido hacer «todo lo necesario para continuar acompañando con compasión al pequeño Alfie Evans», el niño de casi dos años ingresado en Liverpool por una enfermedad neurodegenerativa no conocida para quien los médicos han establecido la suspensión de los cuidados. El miércoles por la mañana, antes de la audiencia general en la plaza de San Pedro, el Papa se reunió con Thomas Evans, el joven padre de Alfie, recibiéndolo en Santa Marta.

Poco más tarde, durante la audiencia general, el Papa lanzó también un llamamiento a « promover la vida de los pobres, favoreciendo un auténtico desarrollo integral y respetuoso de la dignidad humana» en vista de las reuniones del Banco mundial, que tendrán lugar el sábado en Washington.

En la catequesis, el Pontífice continuó con las reflexiones sobre el bautismo. El sacramento, explicó, «enciende la vocación personal de vivir como cristianos, que se desarrollará durante toda la vida». Y, añadió, «implica una respuesta personal y no prestada con un “copia y pega”. La vida cristiana, de hecho, está entretejida por una serie de llamadas y de respuestas». Al mismo tiempo, Francisco dijo que lamentaba haber visto a muchos «niños que no saben hacer la señal de la cruz». De ahí, la exhortación repetida más veces a «padres, madres, abuelos, abuelas, padrinos, madrinas» para que enseñen a los pequeños «a hacer bien la señal de la cruz porque es repetir lo que se ha hecho en el bautismo».

Fuente: L’Osservatore Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s